lasempresas.com
.
  Empresas y Economía
......
Perfil del emprendedor de éxito

08-08-2013 - La Redacción

Muchas personas piensan a lo largo de su vida en la posibilidad de dejar su empleo por cuanta ajena y lanzarse a la piscina de la creación de su propia empresa. La actividad de emprender es un arduo proyecto lleno de dificultades, baches, y complicaciones. Ser empresario ni es fácil, ni es un pasaje directo y asegurado a la riqueza. La estadística nos dice, que la probabilidad de que la nueva empresa fracase es desoladoramente alta. Pero a fuerza de fracasos se hace el sólido empresario.


Un emprendedor debería de tener buen número(o todas) de las características siguientes, que harían de usted un empresario eficaz y exitoso:

- Tener cierta vocación emprendedora. Existen empresarios natos(Aunque no es obligatorio).

- No tener miedo a la falta de seguridad económica, especialmente al principio, cuando todo son gastos.

- Ser tenaz y perseverante persiguiendo los objetivos.

- Ser flexible(adaptabilidad a los cambios)...sobre la marcha cambiar, modificar, idear, probar, cuantificar, volver a cambiar si no se ajusta a las previsiones.

- Habilidad para determinar donde hay negocio. Aprovechar las oportunidades que se presenten.

- Estar informado de lo que se cuece en el mercado. Investigar el mercado extranjero.

- Tener ideas propias e iniciativa.

- Rodearse de los mejores trabajadores. Contratar a gente más inteligentes que el propio empresario.

- Tener cierta formación, o no tener miedo a aprender.

- Saber elegir a los socios de la empresa. Crear un gran equipo directivo.

- Apreciar la innovación, y hacer uso de ella tu eje.

- Esforzarse para conseguir el objetivo. Nadie regala nada al empresario.

- Dotes de dirección, organización, planificación...

- No tener miedo a competir con otras muchas empresas de su sector. Competir debe ser un reto, y no una carga. Magnificar la competitividad.

- Tener confianza en uno mismo(autoconfianza). No desfallecer al primer contratiempo, especialmente cuando dudamos de nuestra capacidad como empresarios.

- Cierto don de gentes, o inteligencia emocional dirigida al entorno de negocio.

- Tener ciertas dotes para la negociación. Convencer, dar confianza, y hasta cautivar.

- Tener capacidad para delegar, y distribuir el trabajo de forma eficiente.

- Tener un mapa mental de la estructura general del negocio. No entrar en detalles innecesarios que ocupen su cerebro, cuando es la tarea de sus empleados especializados.

- Capacidad para la formación continuada a lo largo de su carrera.

- Aprender de los clientes, de las empresas rivales, y de los empleados.

- Entender que la productividad es de importancia vital para las empresas.

- Estar abierto a las nuevas ideas.

- Tener presente: "No hay negocio sin riesgo". Así que el emprendedor debe de estar preparado para el fracaso, y aún más importante, debe de estar preparado para el éxito.

- Ser proactivo.

- No creer a los cenizos de nuestro entorno: No puede hacerse, no será rentable, no se puede, no puedes, es demasiado complicado, mejor trabajar en un trabajo fijo, no hay mercado, que inventen los demás...


Nos dejamos muchas más... Pero tenga el lector con ello una idea general.


Aún teniendo la mayor inteligencia del mundo, y estar lleno de grandes dotes como empresario, ello no le garantiza que pueda llegar a ser un rico y exitoso empresario. Ser empresario es un complejo y dinámico sistema difícil de evaluar, o de predecir con exactitud.

No hay garantias; eso es ser empresario.

.

© Copyright 2006-  lasempresas.com
Contactar | Quiénes Somos | Legal | Privacidad